lunes, 29 de agosto de 2011

El amor es una decisión

El amor es una decisión.
Palabras de un filósofo espontáneo bogotano luego de algún trago de más.
Quizá estaba un poco pasado de mojitos, pero tiene mucha razón. El amor es un conjunto de decisiones. Por supuesto que todos los románticos se van a romper las vestiduras, pero escúchenme un momento antes de proceder a inmolarse en el fuego purificador.
De hecho, el amor son muchas decisiones. Y aquí vienen los consejitos de peluquería:
1. Déjate encontrar. Hay muchas formas de permanecer encerrado. Una de ellas, la más radical, en la casa. Pero ojo, siempre puedes recibir gente. Es más cómodo, usualmente es más barato y tiene el pero que te toca lidiar luego con la limpieza y echar borrachos. Pero, es una forma de dejarte encontrar. Invita gente interesante. Mientras más distinta a tí, mejor. Si se reúnen cinco neuróticas solas, puede ser un plan poco alentador. Pero neuróticas+neuróticos puede ser un buen plan.
2. Date la oportunidad de encontrar. Le solemos hacer control natal a las posibilidades: Muy alta. Muy baja. Muy habladora. Muy callada. Y del otro lado... Es mujeriego. Es muy creído. Piensa que es divino. etc. Y así, no hay como. Dale la oportunidad de saber qué más puede ofrecer.
3. Tienes que ser feliz sólo / sola para poder ser feliz con otro. Si. Nadie aguanta que le echen encima la responsabilidad de hacer feliz a alguien. O al menos nadie muy funcional. Nadie tiene porqué "complementarte" "levarte al mundo de la alegría" "hacerte plena / o".
4. Las personas tienen defectos. La decisión básica de la convivencia es tener claro que las personas tienen defectos. ¿Te acuerdas el primer "ruidito" que le apareció a tu carro nuevo? ¿Recuerdas cómo ese ruido se hacía atronador? Pues eras tú armando un drama de una realidad inevitable. Tú también estás lleno de ruiditos.
Como ves, puro realismo. ABC de Ellis. Nos complicamos la existencia a partir de sobre-expectativas que no son realistas. Porque son rígidas y absolutistas. "Debe ser así, y para todos, y siempre". Pues nada, ese no es el mundo.
Frecuentemente, hay algunas ideas sobre-demandantes que nuestra cultura latina nos propone y nos hace vivir telenovelas altamente lacrimógenas. Aquí va un florilegio de irrealidades:
1. Debo encontrar a la persona que me complementa. No hay ninguna evidencia que se nace por "parejas" que deben encontrarse.
2. Las personas que están solas no pueden ser felices. Terrible. Porque en medio de dos relaciones disfuncionales en las que has sufrido como la loca de Zanzíbar entonces tienes además que sufrir porque estás sola. Sobre todo porque incluso en medio de una relación no puedes esperar tener un siamés toracópago adherido a tí para proporcionarte todo el afecto y atención que no te puede dar tu perro, al que secaste a punta de exigencias de cariño.
3. No puedo ir sola a cine/teatro porque doy lástima. La gente en el cine está bastante ocupada en otras cosas. En general, las personas o van a ver la película, o van a montarse la película con la novia. No van a mirar a los demás. Y si alguien va a eso a cine, es una persona un poco perturbada cuya opinión es poco relevante.
En fin, pensátelo. Incluso el amor romántico-suicida-lloricoso, es una decisión. Y defectos, todos tenemos. racionalemotivo.blogspot.com

sábado, 27 de agosto de 2011

Otro cambio...

You can not always control circumstances, but you can control your own thoughts.Charles Popplestown
La teoría REBT de Albert Ellis tienen muchos vínculos con esta idea. Dicho rápidamente, el modelo del "ABC" muestra que son nuestras creencias (Belief) las que causan nuestras emociones y nuestra conducta; si nuestras creencias son irracionales (no corresponden con la realidad) nuestras emociones serán exageradas y perturbadoras y nuestra conducta disfuncional.
Lo característico de las creencias irracionales no es que sean totalmente locas: lo característico es que sean ideas y reglas generales del mundo absolutistas (tendencia a establecer generalizaciones globales que deseamos imponer a la realidad) y rígidas (sobre-expectativas inflexibles que aplicamos a todas las circunstancias). Y el mundo real no es así. Las personas y las circunstancias son muy variables y diversas, de un lado. Y además, no podemos imponer nuestro modelo ideal la mayor parte de las veces.
Cuando intentamos imponer nuestros modelos ideales rígidos a la realidad, la experiencia es frustrante y nuestra conducta inútil y muy frecuentemente perjudicial para nuestras metas. Ese intento se le suele llamar coloquialmente en el mundo de REBT "cambiar la A". Es una meta buena, deseable... pero frecuentemente, no es posible o por lo menos no es fácil. Así, que lo que resulta más eficaz es cambiar la B, las creencias. Se trata de cambiar no la expectativa, sino sus exigencias rígidas: preferiría un mundo donde la "A" fuera distinta, pero si no es así, no es una tragedia, puedo soportarlo y es lo que hay. Y empezamos entonces a operar con la realidad.
Parece fácil, y de hecho, cuando comienzas a practicarlo suele funcionar de forma eficaz pronto. En algunas ocasiones puede requerir más esfuerzo, en algunas ocasiones un poco de práctica de estrategias de relajación y control del estrés (yo suelo recomendar y hacer mindfulness). Y la pasas mejor. Recuerda, los mundos ideales, sólo están en tu cabeza. En la realidad, todo es bastante más variable. racionalemotivo.blogspot.com

jueves, 25 de agosto de 2011

Cambio

"The greatest discovery of my generation is that human beings can alter their lives by altering their attitude of mind"
William James
El camino del cambio se inicia en el cambio de las actitudes, que son generadas por ideas. Nuestra comprensión del mundo y las personas está elaborada a partir de reglas: mientras más rígidas y globales, más disfuncionales.
Esas ideas son disfuncionales porque no son realistas. Y lo que no es realista, no funciona
Veamos un pequeño florilegio de las tonterías que nos acaban complicando la vida porque nos entorpecen el trabajo para el cambio en la organización: 
1. Quiero tener paz en mi lugar de trabajo. Listo. Eso es un ideal, pero en un lugar de trabajo, lo que debes lograr es dinero. Esto es un negocio, no una ONG para ayudar a tu autoestima.  
2. La gente debe respetarme. Si, bacano. Pero no esperes que sea gratis. La gente debe trabajar contigo en los procesos comunes, y tú tienes que trabajar. Y llegar a acuerdos. El problema es que solemos pensar que "respeto" es que te perdonen la mediocridad... y eso no ocurre siempre. Pon límites, determina estilos de comunicación, y... trabaja. 
3. Mi equipo debe obedecerme siempre.  ¿Ah, si? pensé que la esclavitud había terminado. Además, no es realista o por lo menos no es barato. Págales mucho, y tendrás unos pequeños parásitos caros. Si quieres oir siempre aplausos, entonces necesitas gente de muy poco nivel a tu alrededor. Si tu equipo te reta, es probable que crezcas. Si sólo te aplaude... huirán como ratas cuando se hunda el barco. 
4. Quiero que mi empresa sea un Great Place to Work. Bello ideal. me gusta ese premio, sobre todo porque te dan una escultura de Ceci Arango, que es el trofeo en Colombia. Pero... estamos en el mundo de la escala de grises. Que sea rentable, no me agredan físicamente ni me disparen, y ya con eso estoy feliz. Porque me agreden psicológicamente sólo si yo lo acepto. Todo lo demás es ganancia. Y eso se logra con acuerdos claros, negociación, roles, más negociación, y un montón de cinta pegante para organizar los tropezones humanos infaltables. Y mientras eso se logra, meditación, mindfulness, hasta marihuana y... un poco de trabajo en inteligencia emocional. De eso se trata esto. Porque el mundo real es esto: un poco de oro, y un poco de mierdita. El mundo ideal... existe sólo en tu cabeza. Como la caspa. racionalemotivo.blogspot.com

martes, 23 de agosto de 2011

Duros de oído

Any problem, big or small, within a family, always seems to start with bad communication. Someone isn't listening.
Emma Thompson
La comunicación es el problema humano por excelencia.  Utilizamos signos para expresar nuestras ideas, pero cada cual las lee dentro de su mundo de sentidos. Eso hace que ideas básicas sean comprendidas de formas muy distintas y potencialmente conflictivas. Demostrarlo es fácil: pídele a varias personas que te definan "respeto", "tolerancia", "dignidad"...
La solución suele ser también muy fácil: escuchar, para darnos cuenta qué es lo que el otro entiende por las palabras que está usando. Pero, tenemos la extraña tendencia de oír sólo el inicio de la frase que nos está hablando alguien y luego comenzamos a escucharnos exclusivamente a nosotros mismos perorar sobre esa frase, lo que él o ella quiso decir, porqué lo dijo, que intención tenía, etc. Y comenzamos a responder, y el otro... deja  de escucharnos y comienza también a escucharse a sí mismo sobre lo que nosotros pensamos de él o ella... y así hasta llegar a los golpes, o al menos a la intención de darlos.
Resulta que el sonido más amable y encantador para cada uno es el timbre de la propia voz. Así que continuamente estamos atentos y embelesados por el eterno monólogo que hay en nuestra cabeza, que está encargado de hablarnos de las maravillas del mundo y los demás tal como nosotros pensamos que es. Y mientras ese sonido apabulla, no sentimos casi nada del exterior.
Una tarea para la semana, de consejo de peluquería: ejercítate en escuchar un poco a los demás. Intenta que los demás te expliquen lo que no entiendes bien y clarifiquen los términos que usan... sobretodo cuando piensas que te han ofendido o maltratado. En el peor de los casos, aprendes algo sobre el mundo de los otros. Y... no te olvides: el mejor conversador es el que sabe preguntar.
-racionalemotivo.blogspot.com

martes, 16 de agosto de 2011

El raro lujo del orgullo

My toughest fight was with my first wife.
Muhammad Ali
He who knows when he can fight and when he cannot, will be victorious.
Sun Tzu
El orgullo es un lujo. Entendiendo orgullo por esa exigencia extraña que nos hace maltratar a nuestros amigos y a nuestros clientes, porque "no voy a dejar que me traten así". Evidentemente tenemos que mantener unos ciertos límites en lo referente al trato. Pero, en  el campo de nuestros trabajos, los clientes te cambian fechas, te hacen dar vueltas, te ponen en algún pequeño problema de vez en cuando. Y eso forma parte del trabajo normal de cualquier persona. ¿O acaso tú eres un cliente que le das cero problemas a tus proveedores?
Lo más frecuente es que estas personas no la hacen porque te odien y planeen de forma maquiavélica cómo complicarte la vida. Por lo general, son gente como tú, que tiene que lidiar sus propios problemas todos los días.
En ocasiones, nos montamos una telenovela porque... fulano no me responde al teléfono, ese mail que le mandé hace una semana no me lo ha contestado, etc. Es que ese tipo no sabe que me toca hacer la declaración de impuestos esta semana... y así hasta el infinito y más allá.
El problema es que ponernos neuróticos no sirve de nada. No factura. Las únicas peleas que facturan son las de kickboxing, etc., y el empresario no es el que da puños. Las demás peleas, no facturan, al menos a largo plazo. A corto plazo puedes lograr algo, pero pasado el tiempo, te conviertes en "es que Jaime es un histérico cuando le llaman para aplazar reuniones"... Y lo que hacen es no llamarte para eso y dejar que te des la rabieta solo. Y por otro lado, vas comprando boletas para un infarto completamente innecesario.
En algunas ocasiones, sin embargo, toca dar algunas peleas. Incluso hay momentos en que sólo se entiende el mensaje cuando levantas la voz. No se trata de olvidar todas las batallas, sino de dar aquellas que realmente sirven para algo. Ese es el consejo de Sun Tzu: aquél que sabe cuando puede pelear y cuando no, ése será victorioso. Tengo un consejo muy práctico: pregúntate cuánto te factura esa pelea, y ya podrás medir si vale la pena. - racionalemotivo.blogspot.com

lunes, 15 de agosto de 2011

Creciendo

Success is the ability to go from one failure to another with no loss of enthusiasm.
Sir Winston Churchill
Churchill nunca defrauda. Sobretodo, porque era un personaje afecto a leer aforismos y citarlos ampliamente. Debe ser complejo saber si esta frase tan redonda es original de él, pero sí sabemos que la tomó como propia en su recorrido político.
El éxito es la habilidad de ir de una falla en otra sin perder el entusiasmo. Esa es una tarea clave, porque sabemos que el logro reclama mucho trabajo. Hay muchos trucos y consejos para lograr el liderazgo y el emprendimiento, pero parece que no hay ninguno que excluya el trabajo duro, los fines de semana ocupados y las noches de esfuerzo. Lógico, mejor que te guste lo que haces, porque te va a tocar dedicarle los mejores tiempos de tu vida. ¿Qué tiene esto que ver con REBT? Mucho: una de las ideas irracionales más comunes, que nos conducen a hacer tonterías y a sufrir innecesariamente.
Trabajar duro lo reclaman todos los campos de nuestra vida: el trabajo, las relaciones con nuestros colegas, los vínculos con la familia, la pareja... y el trabajo que hacemos, mucho más cuando tenemos la ambición de crecer.
¿La solución? Realismo y trabajar cada día bien, teniendo claro que el futuro no lo podemos controlar, pero mejoramos las expectativas hoy. ¿Y el pasado? Historia. Lo que has hecho o dejado de hacer no cambia porque sufras por eso. Lo que cuenta, es lo que hagas hoy. Aprendiendo de nuestro amigo Winston. - racionalemotivo.blogspot.com 

jueves, 11 de agosto de 2011

Lectura de la mente y brujería barata.

Mientras sigas ocupado en pensar sobre lo que la gente piensa de tí, no tendrás tiempo para pensar por tí mismo.
 El "salto de conclusiones" es una distorsión cognitiva muy frecuente, de la que somos poco conscientes y nos hace la vida conflictiva. Con frecuencia lo disfrazamos de intuición cuando decimos "siento que va a ocurrir tal cosa...". No. No sientes nada. Uno siente calor, frío, sed. Lo que haces es que lo piensas. En ocasiones, es una elaboración que proviene de nuestras experiencias previas, y es más probable que ocurra porque estamos haciendo un análisis fundado en nuestra memoria de episodios similares. Pero, lo más frecuenten, es una simple probabilidad negativa que estamos elaborando a partir de nuestros miedos. No sirve para nada, porque nos hace sufrir y frecuentemente nos lleva a hacer tonterías que garanticen que eso que tememos ocurra o dejamos de poner soluciones porque nos hemos declarado derrotados por la fortuna.
En los listados de distorsiones cognitivas comunes el "salto a conclusiones" se suele diferenciar en dos polos: la lectura de la mente y la profecía.
En la lectura de la mente, atribuímos a los demás nuestros propios pensamientos. Y comenzamos a operar a partir de esas impresiones distorsionadas. Genera desconfianza y nos "vengamos" de cosas que realmente no han ocurrido. Puede ser cierta nuestra intuición, pero no la confirmamos porque la asumimos correcta de forma acrítica. Se hace peor porque con alguna frecuencia asumimos una máxima un poco negativa: "piensa mal y acertarás". Y puestos a pensar mal, solemos pensar lo peor. La profecía es más simple aún. Profetizamos nuestros miedos, habitualmente de forma dramática, y nos amargamos el presente mientras esperamos que aquello terrible que "va a ocurrir" nos amargue el futuro. Y en ambos casos, dejamos de vivir en la realidad, y nos montamos nuestra telenovela personal. Y ojo, ¡las demás personas están pensando también cosas terribles de tí! ¿Seguro que tú no tienes esas intenciones horribles que te atribuyen? Los demás tampoco. O también, pero ponte a averiguar cuál es la verdad y a no sufrir por tus propias películas. - racionalemotivo.blogspot.com

    lunes, 8 de agosto de 2011

    Mirando a través de un vidrio torcido

    Don’t worry over what other people are thinking about you …’coz they are busy worrying over what you are thinking about them.
    DRA

    Una de las características de las ideas que nos generan malestar emocional y nos llevan a hacer cosas que no nos sirven para nada es que distorsionan la realidad. La tradición psicológica ha establecido una serie de fenómenos llamados "distorsiones cognitivas". Son procesos que alteran el modo como percibimos la realidad, y generan una visión irreal del mundo.
    Por supuesto, la mayoría de nosotros pensamos que no, que es mentira, que vemos el mundo como es y por tanto percibimos siempre las cosas con una claridad meridiana.Pues todo mundo piensa lo mismo, y por eso no somos capaces de entender a tantas personas.
    Una de las distorsiones cognitivas más comunes es el "filtro mental" también llamado abstracción selectiva. De forma inconsciente pero activa seleccionamos loe eventos y situaciones que confirman nuestra creencia previa. Así, si piensas que una persona de tu empresa te trata de forma agresiva, resaltas las ocasiones en que efectivamente se comporta así y lo etiquetas como una conducta recurrente. Igual con tu novio, con tu padre, con el vecino.
    El problema ocurre porque reaccionas a esa visión etiquetada, y no a la realidad, por lo que a los ojos de los testigos sobrereaccionas y te comportas como un perturbado.
    Evidentemente es funcional establecer acuerdos de comunicación con las personas, y en este ejemplo hacer explícito que no estás de acuerdo con determinada conducta, pero, si estás muy alterado difícilmente podrás mantener un ambiente de acuerdos y se parecerá más al ambiente previo a una pelea de bar a botellazos.
    Recuerda un poco de tu historia y verás que hace poco te ha pasado... El primer paso para cambiar un problema es reconocer que lo tienes, porque si eres perfecto, ¿para qué cambiar?-racionalemotivo.blogspot.com

    domingo, 7 de agosto de 2011

    RET: Las ideas irracionales

    Si algo es irracional, implica que no funciona. Es usualmente irreal.
    Albert Ellis
    El Entrenamiento Racional Emotivo se funda en trabajar sobre las ideas irracionales que causan dolor emocional y conductas disfuncionales. Solemos pensar que reaccionamos directamente a los eventos de nuestra vida, y que nuestra ira, angustia, etc., son consecuencias de cosas que nos suceden. Y pues no, hace mucho tiempo se sabe que no. Son nuestras creencias hiper-demandantes las que nos conducen a evaluar los sucesos como malos, terribles e intolerables, y a partir de esas ideas reaccionamos emocionalmente.

    Ellis reconocía una idea como irracional cuando:
    1. Distorsiona la realidad. 
    2. Es ilógica
    3. Nos dificulta alcanzar nuestras metas
    4. Nos conduce a emociones poco saludables
    5. Genera conductas auto-destructivas

    Estas ideas son frecuentemente inconscientes y muy activas. Comenzamos el trabajo por alcanzar un pensamiento más sano cuando comenzamos a reconocerlas en nosotros y nos hacemos capaces de mirarlas de forma crítica, enfrentando su irracionalidad de base.

    Te pongo un ejemplo de esas ideas locas que nos rondan la mente en tantas ocasiones: "no voy a poder superar que esta persona no me quiera"... y luego vas a ver y no sólo tú has sobrevivido, sino muchísimas personas. En la base de esa idea, está otra idea hiperdemandante, que puede formar parte de lo que Ellis llamaba la "filosofía de base", ideas conglomerantes que dan cuenta de nuestra comprensión de las "reglas del mundo".

    La peligrosa idea -difícil de erradicar- es una de las core ideas:

    "Una persona adulta debe ser amada y aprobada por los demás prácticamente todo el tiempo". 


    Esta creencia básica nos lleva a atender notablemente a la aprobación de los otros, y a sufrir cuando percibimos que no la tenemos. Además, suele conducirnos a buscar activamente la señales de aprobación y desaprobación en los otros... y frecuentemente a tomar datos completamente accidentales para afirmar ese amor o negarlo.

    Ellis proponía un camino retante: enseñaba a las personas a aceptarse incondicionalmente a sí mismas, aunque nadie, ni su propio terapista le aprobasen. Esa era la meta para superar la dependencia infantil de la opinión y el afecto de los otros. Por supuesto no se trata de convertirnos en robots insensibles (no es posible, by the way). Se trata de aceptar que es bueno, me gustaría que las personas me amasen y aprobasen, pero si no ocurre con algunas ni todo el tiempo (que es lo que pasa en la realidad) eso no es una tragedia, puedo soportarlo y sobrevivir como mucha gente lo ha hecho y no me hace una persona fallida. Más castizo, que bacano que te quieran, pero si por un rato parece que nadie lo hace, te basta contigo mismo para ser feliz. Y ya verás que dejas de hacer cosas raras, de intentar comprar afecto y sufrir mientras aparece alguien más. Porque gente, hay a paladas. - racionalemotivo.com


    sábado, 6 de agosto de 2011

    La comunicación contraataca

    Communication works for those who work at it. 
    John Powell
    El mundo personal que vivimos, así como la red de relaciones humanas que constituyen nuestro mundo están conformadas por redes de significado que nosotros mismos hemos construído (Claude Levi-Strauss). Y esos significados tan importantes para nosotros son conformados a través de narrativas, es decir, de "cuentos" que nos decimos, nos dicen y nos creemos.
    No es fácil salir de esas historias. La tarea comienza por ser conscientes que esa es la "verdad": una narrativa. Un conjunto de significados que constituyen una red que nos rodea. Piensa en las pequeñas guerras de todos los días: frecuentemente se te hace evidente que la otra persona no ha captado el sentido básico de la conversación o de la situación.
    Siempre tienes la opción de trabajar siendo consciente de esa situación y ponerte a la tarea de lograr una comunicación más efectiva. Pero, toca trabajar. Lo primero, para que no entres en la escalada de las propias emociones, que te lleva a sufrir y tomar decisiones poco proactivas.
    Para eso, primer grupo de consejitos: deja de pensar en tus "derechos" que se convierten en reacciones emocionales disfuncionales:
    1. Las personas no tienen porqué entenderte siempre y a la perfección. No eres el centro del universo ni posees la verdad sobre todos los temas.
    2. Que alguien no te comprenda no es una tragedia. Puedes trabajar y seguir adelante.
    3. La tarea personal en la mayoría de los trabajos es lograr una comunicación efectiva que conduzca a la acción, así que no es "injusto" que debas dedicarle tiempo a esta tarea en tu trabajo.
    4. En ocasiones puede ser difícil trabajar con alguna persona en concreto, pero, si nos vamos a la evidencia científica, no hay datos de muerte por agotamiento en el esfuerzo de lograr la comunicación más eficaz.
    Y luego de salirte de tu telenovela personal, puede ayudar que:
    1. Cada cual tiene en su cabeza un "idioma propio". Es decir, que debes esforzarte por comprender lo que significan determinadas palabras importantes para cada cual. Te pongo un ejemplo, mira lo difícil que es ponerse de acuerdo en lo que significa, en la práctica, "compromiso", "talento", "responsabilidad".
    2. Explícamelo con un dibujito: Siempre que alguien haga referencia a nociones complejas, abstractas y altamente subjetivas como por ejemplo "compromiso" para referirse a tu trabajo... pídele que te operacionalice esa idea. ¿qué significa en la práctica? ¿qué debo o no debo hacer?
    3. Acuerdos: En vez de intentar imponer tu idea del mundo perfecto a los demás, establece puntos muy concretos de acuerdo. "Espero que hagas esto" -cuando le dices a un colaborador- o... "me gusta más si me informas cuando..." etc. Si le pides a alguien que sea... "proactivo" será bastante complejo que logre tus expectativas, porque mira que es difícil ponerse de acuerdo en lo que significa en la práctica una exigencia de ese tipo.
    Pues eso: la comunicación es el problema humano. -racionalemotivo.blogspot.com

    jueves, 4 de agosto de 2011

    Comunicación

    Nothing is so simple that it cannot be misunderstood.
    Freeman Teague, Jr.
    Nuestra comprensión de los demás y sus intenciones es emocional. Una de las distorsiones cognitivas más frecuentes es llamada "razonamiento emocional": asumir que "sentimos" determinadas intenciones o juicio de los otros. Realmente, atribuímos a una misteriosa capacidad de intuición lo que realmente son nuestros prejuicios.
    Frecuentemente distorsionamos los hechos porque atribuímos intenciones en los demás que son realmente nuestras. Esto también ocurre en sentido contrario: los demás están también comprometidos en una actividad incesante de juicio de los otros.
    Consejo de peluquería: aclara bien los temas importantes. Y los otros temas... deje así.

    Más allá del terrible 20% (1)

    Hay un mundo maravilloso donde no te encuentras con personas difíciles. Maravilloso porque no es real. #elterrible20x100 Las relaciones...