domingo, 25 de marzo de 2012

¡¡¡Con el poder de la ira!!!

La ira es una gran fuerza. Si la controlas, podrás transformarla en un poder capaz de mover el mundo. 
---William Shenstone
Nuestro amigo Willy era un escritor, poeta y paisajista inglés del siglo XVIII. Entre muchas cosas, se dedicó al paisajismo arquitectónico en su amplia finca del Worcestershire. Pues parece que este personaje tan apacible controlaba su furia dedicándose a la jardinería industrial. ¡Lo que se habría divertido con una motosierra!
El camino es muy fácil. Todos pasamos por momentos duros y difíciles, con situaciones que nos incomodan, con personas que nos quedan mal en sus compromisos e incluso con múltiples situaciones que no son equitativas y nos molestan. Pues nada, tienes dos opciones: sufrir, cultivarte un infarto o una úlcera, o en el mejor de los casos ambos... O, ponerte a hacer algo, para cambiar esa situación o para distraerte de la que no puedes cambiar. Un poco de molestia puedes sentir y manejar... pero dejar que te domine, te haga sufrir y te lleve a hacer tonterías no resuelve nada. Ya lo sabes: si no eres parte de la solución, eres parte del problema. Así que, deja de quejarte, y ponte a hacer algo. No porque "tengas que", sino porque no vale la pena sufrir.
¿El consejito de peluquería? Superfácil. Cuando sientas bullir dentro de tí el fuego arrasador de Atila el Huno... no quemes el piso y... mira qué puedes cambiar de eso que te molesta, para ponerte a cambiarlo.
racionalemotivo.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ideas Claras

Cuando se trata de la vida feliz, no es propio que me respondas, según la costumbre de la opinión de la mayoría: “Esto parece ser la may...